¿Cuándo le saldrá el primer diente a mi bebé?

¿Cuándo le saldrá el primer diente a mi bebé?

Los niños, a diferencia de los adultos, solo tienen un total de veinte dientes y el proceso de salida de su dentina infantil suele prolongarse a lo largo de dos años. Si eres papá o mamá primerizo, es normal que te estés preguntando cuándo le saldrá el primer diente a tu bebé pero, no te preocupes, porque a continuación tienes una explicación detallada de cuáles son las etapas por las que va a pasar tu hijo o hija hasta conseguir tener todos sus dientes primarios.

¿Qué proceso sigue la salida de los dientes de leche?

Lo primero que hay que saber es que los dientes salen por parejas y, normalmente, el primer diente de leche irrumpe entorno a los seis meses de edad. No obstante, si tu bebé todavía no ha llegado a este momento, no te preocupes. Es normal que al ver que su proceso de crecimiento no es el habitual te empieces a preocupar por cuándo le saldrá el primer diente de leche a tu bebé pero, tranquilo porque hay que tener en cuenta que puede que a algunos niños les salgan las dentinas antes o después ya que, en última instancia, esto depende del ritmo de crecimiento que tenga cada nene.

Así pues, la salida de todos los dientes suele durar unos veinte meses y lo normal es que tu bebé ya los tenga todos fuera para su segundo cumpleaños pero, ¿en qué orden salen? Los primeros en aparecer son los incisivos centrales inferiores seguidos de los incisivos centrales superiores, es decir, las palas. Cuando los niños cumplen los diez meses, se produce la salida de los incisivos laterales superiores y, tras ellos, los incisivos laterales inferiores. Más tarde, entre los catorce y los veinte meses, irrumpen en la boca de los niños los molares y los caninos, alterándose los unos con los otros y dando así por finalizado el periodo de dentición.

Los lloros producidos por el dolor que produce la salida de los dientes son habituales durante toda esta etapa y esto, además de traducirse en enfados, también puede provocar fiebre o diarrea a los más pequeños. Como padres, intentar calmar al niño o niña es lo más habitual y aplicarle fuentes de frío en las encías hará que su malestar desaparezca o, al menos, se apacigüe.

Hay que tener en cuenta que todo este proceso se repetirá de nuevo en unos tres años, cuando la dentina infantil sea sustituida por la dentina adulta. Sin embargo, cabe destacar que el cambio de una dentadura por otra es más largo y menos doloroso. Además, a diferencia de la primera vez, los niños no suelen sufrir cambios de humor y la fuerza que hacen los dientes para salir en esta ocasión es mucho menor, ya que ahora los dientes ya tienen el camino dentro de las encías abierto.

Qué opinas?

Otros Productos

Mordedores para bebés no contiene BPA

mordedores para bebes pack

Llegó el mordedor para bebés que todos estaban esperando, se trata de un artículo pequeño fabricado para que los niños puedan agarrarlo con facilidad. Cuen...