Cómo elegir un mordedor para mi bebé

elegir un mordedor para mi bebé

Si tu pequeño ya ha cumplido seis meses, los lloros y berrinches seguramente se estén convirtiendo en algo habitual. La salida de los dientes es un proceso que se inicia en este momento y los bebés suelen sufrir mucho durante este periodo. Evitar el dolor de tu hijo o hija es imposible pero si tu pregunta es cómo elegir un mordedor para mi bebé que le ayude a soportar el dolor, sigue leyendo porque vamos a ayudarte.

Qué características tiene que cumplir un buen mordedor

Los mordedores son una forma de reducir el dolor agudo que causa la salida de las dentinas. Los hay de diferentes formas, tamaños, características, prestaciones y estética y, como es evidente, lo principal es que sean de calidad y que cumplan con los requisitos que buscamos. Pero, ¿cómo elegir un mordedor para mi bebé y qué es lo que hay que tener en cuenta a la hora de comprarlo?

Lo primero es la seguridad. Gracias al marcado CE los consumidores podemos cerciorarnos de que el producto que vamos a comprar ha superado las pruebas exigidas por los diferentes organismos nacionales e internacionales. Para conseguir esta identificación, los fabricantes deben someter al producto, en este caso el mordedor, a una serie de exámenes de seguridad y, en caso de ser superados, el etiquetaje del producto es marcado con esta seña.

En segundo lugar, hay que tener en cuenta cómo queremos que sea. Una de las principales diferencias entre unos mordedores y otros es si cuenta o no con gel refrigerante el cual, al someterlo a bajas temperaturas, se congela. Si el mordedor contiene este líquido, cuando se lo des a tu pequeño notará un gran alivio en las encías. Si las tiene inflamadas, rojas e irritadas, tu pequeño experimentará un gran consuelo pero, si no lo consideras necesario, puedes comprar un mordedor sin gel.

En segundo lugar, los mordedores pueden ser con burbujitas o sin ellas. El material con el que están hechos los mordedores es, normalmente, silicona o goma y la finalidad de las burbujitas  no es otra que proporcionar un suave masaje. Al chuparlo, tu bebé notará diferentes texturas y esto le proporcionará una sensación placentera.

Y, ¿qué más hay que tener en cuenta? Además del gel refrigerante y las burbujitas, existen mordedores con sonajero gracias al cual tu bebé, además de sentirse más aliviado, aprende a responder a estímulos sonoros.

Así pues, además de estas principales diferencias entre unos y otros, debes tener en cuenta el color, el tamaño y el diseño. Hay algunos mordedores con forma de animales o de plantas y si consigues que tu pequeño se familiarice con ellos, lo pedirá cada vez que sufra. ¡Ayuda a tu bebé a superar este doloroso tramo!

Qué opinas?

Otros Productos

Mordedores para bebés no contiene BPA

mordedores para bebes pack

Llegó el mordedor para bebés que todos estaban esperando, se trata de un artículo pequeño fabricado para que los niños puedan agarrarlo con facilidad. Cuen...