Cómo aliviar el dolor de dientes en bebés

Cómo aliviar el dolor de dientes en bebés

Aliviar el dolor de dientes en bebés es una cuestión primordial para los papás y mamás que ven como sus pequeños sufren durante la salida de su primera dentina. Desde los seis meses hasta aproximadamente los dos años, el dolor de encías, la inflamación, la rojez o el exceso de salivación se convierte en algo habitual y los más pequeños experimentan un dolor tal que pueden llegar a sufrir incluso cambios de ánimo, fiebre o diarrea.

Como padres, es normal que se quiera tratar de paliar estas dolencias y los mordedores para bebés son una de las mejores soluciones. Pero, ¿cómo elegir el mordedor de bebés que más se adapta a tus deseos y a las necesidades de tu pequeño? Tranquilo, todo lo que necesitas saber está a continuación.

 

Cómo saber qué mordedor conseguirá aliviar su dolor de dientes

El mordedor que elijas para tu bebé se va convertir en su mejor aliado desde el momento de la salida del primer diente, uno de los incisivos inferiores, hasta el último. Durante el proceso de salida de cada uno de sus veinte dientes de leche, tu bebé va a experimentar alteraciones en su estado de ánimo, causadas por el dolor habitual de este proceso y el mordedor, ya sea con o sin gel refrigerante, permite en parte aliviar el dolor de encías en bebés.

Tanto los mordedores con gel como los mordedores sin gel son buenos pero, en el caso de los que llevan incorporado el gel refrigerante, cabe destacar que el frío hará que la hinchazón baje y, además, ofrecerá a tu pequeño una gran sensación de alivio.

Dicho esto, es importante que tengas en cuenta la higiene del mordedor puesto que se lo va a llevar a la boca en todo momento. No lo hiervas porque no es necesario, bastará con que lo limpies bien con agua y jabón.

Además, a la hora de comprarlo, debes tener en cuenta que es muy importante que cumpla con las diferentes medidas de seguridad necesarias así que fíjate en el etiquetado, porque gracias a él sabrás si cumple los requisitos exigidos por los organismos nacionales e internacionales o no.

Por último, cabe tener en cuenta que los 24 meses que suele durar esta etapa pueden llegar a ser un infierno para el pequeño que lo sufre, pero también para sus papás que tienen que hacer frente a lloros y más lloros. Si ves que ni siquiera el mordedor apacigua el  sufrimiento de tu hijo o hija, consulta con tu pediatra porque él te dirá qué hacer y, en caso de ser necesario, tu medico es la persona adecuada para recetarte algún tipo de medicamento que ayude a tu bebé a sobrellevar este proceso de la mejor manera posible.

Qué opinas?

Otros Productos

Mordedores para bebés no contiene BPA

mordedores para bebes pack

Llegó el mordedor para bebés que todos estaban esperando, se trata de un artículo pequeño fabricado para que los niños puedan agarrarlo con facilidad. Cuen...