La salida de los dientes de leche siempre es un proceso traumático y doloroso para cualquier bebé que, por el malestar al que está sometido, se pasa el día llorando. Hacer que tu pequeño no sufra en absoluto es del todo imposible puesto que no se puede hacer desaparecer del todo al sufrimiento que padece. Sin embargo, hay una solución a la que si puedes recurrir, los mordedores para bebés. Pero, ¿qué es un mordedor para bebés? Vamos a verlo.

Cómo elegir un mordedor para mi bebé

elegir un mordedor para mi bebé

Qué características tiene que cumplir un buen mordedor Los mordedores son una forma de reducir el dolor agudo que causa la salida de las dentinas. Los hay de diferentes…

Tipos de mordedores para bebés

TIPOS DE MORDEDORES PARA BEBÉS

Si quieres acabar con sus lloros y evitar que sufra, puedes comprar un mordedor para bebés que le ayude a pasar este trance de la…

¿Qué es un mordedor para bebés y para qué sirve?

Los mordedores para bebés son unos productos de silicona o goma que, normalmente, tienen forma circular. Su finalidad no es otra que ayudar a tu bebé a soportar el dolor causado por la salida de sus primeras dentinas y es que, en muchos casos, el dolor de encías es tan fuerte que puede llegar a provocar cambios de humor, fiebre o incluso, en el peor de los casos, diarrea.

Si compras un mordedor para tu bebé pronto verás como sus lloros y berrinches van a menos. No obstante, tienes que tener en cuenta que aunque no conseguirá que las dolencias desaparecerán del todo, el mordedor si conseguirá disminuir el dolor de encías, la inflamación y la rojez y además le aportará una sensación de alivio.

Es importante que compres el mordedor para tu bebé en cuanto notes la más mínima dolencia. Sin embargo, no sirve cualquier mordedor, sino que tiene que cumplir una serie de requisitos y condiciones que hay que tener en cuenta.

¿Cómo tiene que ser un buen mordedor para bebés?

En primer lugar, debes tener en cuenta el factor seguridad. Puesto que tu bebé se va a llevar el mordedor a la boca constantemente, conviene que esté libre de sustancias tóxicas y, para asegurarte de que es así, busca en el etiquetaje la marca CE. Si la tiene escrita, puedes estar tranquilo, pues gracias a ella los consumidores podemos estar seguros de que el producto en cuestión ha superado las exigencias requeridas por los diferentes organismos nacionales e internacionales.

En segundo lugar, tienes que optar por una de las siguientes dos opciones; comprarlo con gel o sin gel refrigerante. Este líquido que se encuentra dentro de algunos mordedores se congela cuando es sometido a bajas temperaturas y lo que se consigue es reducir la inflamación de encías, acabar con la hinchazón y hacer disminuir la rojez. No te preocupes por el líquido, se puede congelar y descongelar tantas veces como sea necesario. Sin embargo, si el problema de tu pequeño no es muy grave, puedes darle un mordedor tradicional de los que no contienen líquido refrigerante.

Asimismo, hay otra decisión que tienes que tomar; adquirirlo con o sin relieve. Pero, ¿cómo se consigue? Pues gracias a unas burbujitas situadas en la parte delantera del mordedor que, al entrar en contacto con la encía, provocan una sensación de alivio gracias a un suave masajeo. Sin embargo, hay veces que no hace falta que compres un mordedor de este formato ya que, en ocasiones, bastará con que pases la yema de unos de tus dedos por la boca de tu bebé. De esta manera, conseguirás el mismo efecto.

Ahora que ya hemos visto esto, vamos a descubrir qué aspecto tiene que tener. Los mordedores para bebés pueden ser de colores vivos, de colores pastel, estampados, más grandes o más pequeños, de forma circular, con forma de animales o plantas… En el mercado hay tantas opciones como puedas imaginar.

A la hora de comprarlo, tienes que tener en cuenta que sea de un aspecto atractivo. Es un utensilio muy útil pero no está destinado a ti, sino a tu pequeño, por lo que tienes que buscar alguno que se adapte a sus gustos. Cuanto más atractivo sea su diseño, mejor.

Asimismo, hay otra posibilidad que tienes que tener en cuenta, el sonido. Hay algunos mordedores que incorporan sonajeros gracias a los cuáles tu pequeño puede mejorar su capacidad de respuesta a diferentes alarmas sonoras pero, si quieres comprarlo con sonido, no olvides el momento del sueño. Si el dolor de tu bebé es tan fuerte como para impedirle  separarse de su mordedor, será conveniente que lo compres sin ruido, de lo contrario podría despertarse a mitad noche.

Así pues, ahora que ya conoces el objetivo de los mordedores para bebés y las características necesarias a tener en cuenta antes de comprarlo, busca en el mercado el que más se adapte a ti y a tu pequeño.

Lo positivo de este tipo de productos para bebés es que son muy económicos y, por lo tanto, están al acceso de cualquier bolsillo. No obstante, el precio no es fijo sino que varía de unas marcas a otras y en base a las prestaciones que ofrece. Como es de esperar, cuanto más completo sea el producto, más caro será. Elige el tuyo en base a las necesidades de tu pequeño y ten en cuenta que lo va a utilizar durante todo el tiempo que dure la etapa de dentición. 

Si buscas algo más para tu pequeño, seguro que lo encuentras aquí

  • Bolsos maternales: Que te quepa todo lo que tienes que llevar encima cada vez que sales a la calle con tu bebé no es un problema cuando tienes un buen bolso maternal contigo, ¡cómo estos modelos!
  • http://cunaweb.net: Los mejores modelos de cuna no tienen porque salirte muy caros si sabes donde debes buscar. Haz click y te vas a llevar una increíble sorpresa sobre lo baratos que son estos modelos.
  • Sacaleches: ¿Te molesta mucho que tu bebé se amamante directamente de tus senos? ¿No quieres padecer una mastitis? No hay ningún problema cuando tienes un sacaleches en casa.
  • Columpio para bebé: Si no le has comprado ningún columpio a tu bebé porque crees que son muy caros te vas a llevar una gran sorpresa al conocer estos fabulosos precios. ¡Cuesta encontrar tan baratos!
  • aspiradornasalbebe.net: Los aspiradores nasales para bebés no son un producto caro, pero debes saber donde buscar y que te inspire confianza para que te asegures de que tu bebé esté sano.
  • Zapatos bebé: ¿Cuántos zapatos quieres tener para tu bebé? ¿Uno para cada día de la semana? ¿O solo un par? ¡Te va a costar elegir entre todos estos modelos de zapatos para bebé!